La Empresa

Somos una empresa de Ingeniería Eléctrica que presta servicios al sector de la construcción, ejecutando obras de instalaciones eléctricas, diseñando proyectos de Ingeniería, inspecciones y, asesorías técnicas.

Contamos con un equipo profesional altamente capacitado, estándares de seguridad de alto nivel en todos nuestros procesos, asesoramos de forma directa y personalizada a todos nuestros clientes durante todo el proceso constructivo. El prestigio alcanzado por Instelecsa es el fruto de sus más de 65 años instalando confianza en los hogares chilenos, nos centramos en el trabajo realizado en conjunto con nuestros clientes, en el desarrollo y gestión de nuestras prestaciones, además de la actualización y mejora continua de todos nuestros procesos, pensando siempre en la satisfacción total del servicio entregado a todos nuestros clientes. Es así como Instelecsa se ha convertido en un referente en instalaciones eléctricas en nuestro país, que le permite asumir todo tipo de obras de instalaciones eléctricas.

NUESTRA MISIÓN

NUESTRA MISIÓN

Que nuestras instalaciones eléctricas atiendan la necesidad de la nuestros clientes y sean sinónimo de seguridad y confianza en los hogares, comercio y sector industrial chileno, conseguir en nuestros trabajadores el desarrollo permanente, la motivación y el compromiso mutuo.

NUESTRA VISIÓN

NUESTRA VISIÓN

Transformar a Instelecsa en la empresa de servicios en instalaciones eléctricas que genere más valor en la vida de las personas, reafirmando y entendiendo que el uso eficiente de la energía, la seguridad y el compromiso es vital para el desarrollo de la sociedad humana en armonía con la naturaleza.

NUESTROS VALORES

NUESTROS VALORES

Orientación al cliente. Trabajo en equipo. Respeto a las personas. Respeto a la sociedad.

NUESTRA HISTORIA

NUESTRA HISTORIA

La historia de Instelecsa ofrece una guía muy considerada, que proporciona un buen ejemplo de sabiduría, criterio, trayectoria, experiencia, y eficiencia; que han servido para iluminar el presente y el futuro de nuestra empresa. Es una historia de crecimiento sostenido, de incremento constante, de gestión, de estructura y capacidad operativa.

Instelecsa es la obra de Justo Pastor Mellado Henríquez, su creador e impulsor, y cuya labor desarrollada está entre sus más ricos legados. Inició sus actividades profesionales a comienzos de la década de 1950, cuando la empresa de instalaciones eléctricas eran muy pocas en el país, y generalmente eran las mismas importadoras de materiales eléctricos.

En 1952, mientras formaba parte del estamento académico del Departamento de Electricidad de la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Concepción, conoce a los destacados ingenieros civiles don Pedro González Asuar y don José Leniz Prieto, quienes inician la modernización de lo que es ahora la ciudad de Concepción.

En ese entonces fue invitado a participar en una serie de proyectos que se estaban impulsando, lo que le significó alcanzar una gran experiencia lo que terminó involucrado no sólo en la proyección, sino también en la ejecución de sus instalaciones. Esto lo obligó a renunciar a las actividades académicas en la Universidad con mucha desazón, pues había conocido y trabajado con excelentes profesionales, que posteriormente se proyectaron sobre todo en el área de la minería.

Posteriormente, a raíz del mundial de fútbol realizado en Chile en el año 1962: El gobierno de la época impulsa la construcción de una villa olímpica en la comuna de Ñuñoa, cuyo principal objetivo era albergar a deportistas y turistas. Instelecsa se presenta a las propuestas adjudicándose 2 sectores con 10 edificios cada división, ubicados próximos al Estadio Nacional.

Esto le significó al empresario su traslado definitivo a Santiago, y la necesidad de darle una mejor estructura a su pequeña empresa sureña. Para ello, entre los años 1960 y 1970, desarrolla una política de alianzas estratégicas de primer orden para la ejecución de diferentes proyectos inmobiliarios al amparo de importantes constructoras como: DELTA, BESALCO, ORION, TECSA y BRONFFMAN.

Durante este período, se desarrolló un importante programa de construcciones de viviendas sociales impulsadas por la Corporación de la Vivienda (CORVI), organismo estatal que proyectaba y financiaba a los distintos programas de construcción a nivel nacional. Este organismo llamaba a propuesta y las empresas constructoras entre las que se encontraban las mencionadas, se presentaban adjudicándose las respectivas obras.

La gran cantidad de faenas adjudicadas entonces, obligó a Instelecsa a contratar mucha mano de obra que hubo que enseñar y preparar para los sistemas constructivos siempre en evolución.

En todo caso, los proyectos de construcción eran lentos. Como eran financiados por el Estado, las empresas constructoras no tenían dificultades para cumplir los plazos y compromisos con los colaboradores.

Después del año 1973 el sistema cambió, el Estado dejó de financiar directamente los programas de viviendas, ideó el sistema llamado “llave en mano” en que la empresa constructora se presentaba con el proyecto y el financiamiento a las propuestas. El Estado compraba la obra terminada y recibida por éste.

Este sistema aumentó la velocidad de construcción, los plazos se acortaron, los materiales se diversificaron, y aumentó la competencia. Así nos transformamos en Sociedad Anónima, dando origen a “Instelecsa S.A.”, nombre de fantasía de “Instalaciones Eléctricas S.A.”.

En 2018, Instelecsa S.A. ha cumplido 66 años proyectando y ejecutando obras de Instalaciones Eléctricas.

Justo Pastor Mellado Henríquez